Churros

Ingredientes:

Para la masa bomba:
Harina 1 taza (130 g)
Agua 1 taza (250 cc)
Manteca 50 g
Sal una pizca
Azúcar Chango, una pizca
Huevos  3
Para freír:
Aceite
Opcional:
Dulce de leche
Azúcar Chango
Chocolate

Paso 1: Hervir en una ollita el agua con el azúcar, la manteca y la sal. Cuando comienza a hervir, apagar el fuego y agregar toda la harina, de una sola vez y revolver rápidamente con una cuchara de madera hasta que se haga una masa compacta y no se pegue a los bordes de la olla.

Paso 2: Llevar la mezcla a un bol. Agregar uno de los huevos y batir hasta que se integre perfectamente la preparación. Añadir el siguiente huevo y continuar batiendo. Sumar el tercero y batir hasta que la mezcla quede homogénea y de textura lisa. Cuando agregues los huevos, notarás que la preparación parece cortarse, separarse. Es importante que continúes batiendo enérgicamente, pues en seguida se volverá a unir. Trasladar la masa a una manga descartable a la cual le colocamos un pico rizado, para elaborar los churros con su característica forma.

Paso 3: tienes que colocar aceite en una sartén a fuego medio. Ahora es el momento de cocinar los churros. Para eso debes colocar la manga a una distancia de aproximadamente 5 cm del aceite, como para no quemarte (si estuvieras muy cerca y salpicaran gotas de aceite caliente) y como para que no salpique (si estuvieras muy lejos). Para cortar, necesitarás algún elemento plano y largo, tal como un cuchillo.
Ejerce presión con la manga (perpendicularmente al aceite) para que la mezcla vaya saliendo por el pico. Y corta la mezcla desde el pico, según el largo que quieras darle a tus churros. Dejalos cocinar a fuego medio en el aceite caliente.

Paso 4: Cuando comiencen a sellarse (generan una leve costra blanca) debes girarlos y dejar que continúen cociéndose. Luego, volverás a girarlos en el momento que los churros empiecen a dorarse.

Paso 5: En una bandeja con papel absorbente, coloca los churros ya cocidos para que eliminen el exceso de aceite.

Paso 6: Para azucararlos, colocar los churros sobre una fuente con abundante azúcar y hacerlos rodar. Sino, puedes dejarlos enfriar para, más tarde, rellenarlos con dulce de leche y/o bañarlos con chocolate.

Escriba un comentario

captcha Actualizar código

Notas relacionadas