EL INGENIO Y EL CAMPO

Está sonando la sirena De entrada y salida al trabajo A mí me entristece os digo Cuando pase una guerra

El Gigante grita con ganas En la fábrica del ingenio El vapor se hace genio Y también se vuelve agua

Es como una serpiente El trapiche va oprimiendo Es la caña que va llegando Y el bagazo al fuego se va yendo

La brisa es pura y el campo ameno A lo lejos se pierde el valle sereno Bajo el cielo de la extensión A la mañana su espiga de oro Y por la tarde de cobre son

Es dura mas aún existe Lo que trabaja en el ingenio Su máquina resiste Al esfuerzo de su corte

Las nubes con sus fulgores descubren Verdeguean las montañas Y van creciendo las cañas El viento y la lluvia de octubre A mi me encanta tu pradera Por ser favorito de los cielos Se pierde el frío y los hielos Que amortigua primavera

Las Flores no se arrasan De la ira sin compasión Pasa una y otra estación Pero las flores no pasan

Míralas a esas espigas De los valles de cañas Que dan vida inmortal Temprano su espiga plateada A la tarde son de cobre Con sus árboles de colores Entre la nube y el sol

Poema de José Cintas Cortés (Padre de Claudio Cintas, Contaduría - Ingenio)

Escriba un comentario

captcha Actualizar código

Notas relacionadas