Jalea de Membrillo


Con la pulpa podemos hacer un dulce exquisito, pero con la cáscara, semillas y restos de pulpa lograremos una jalea increíble:

1. Colocá la cáscara, semillas y restos de pulpa en una cacerola y cubrí con agua a nivel, luego cociná a fuego medio para extraer la pectina que tiene el membrillo.

2. Pasá por un colador de tela, como los de café, y medí por cada litro de líquido, 750 g de Azúcar común Chango. Luego cociná hasta que adquiera color dorado. 

Por último, envasá en frascos para toda la temporada ;)

Escriba un comentario

captcha Actualizar código

Notas relacionadas