Medio ambiente y calidad de vida

Cuando hacemos mención a lo necesario para llevar adelante una buena calidad de vida, generalmente, solo nos referimos a la satisfacción de una buena alimentación, al estado físico, pero lo cierto es que debemos buscar respuestas integrales ante la necesidad de vivir en plenitud.
 
Así, el medio ambiente, como el entorno que posibilita o bien afecta y condiciona las circunstancias de vida de la sociedad en su conjunto, debería ser uno de ellos. 
 
Un entorno limpio es fuente de satisfacción, de mejora del bienestar mental, y una mala composición de aquel, en cualquiera de sus aspectos, podría causar grandes desequilibrios en nuestra vida.
 
Por ésta razón se torna de gran relevancia hacer hincapié en un factor condicionante en términos medioambientales y en el cual como ciudadanos podemos intervenir para mejorar la calidad del mismo.
 
El problema principal radica de la contaminación del suelo y los factores que contribuyen son: los desechos tóxicos, la ruptura de tanques de almacenamiento subterráneo de líquidos inflamables o combustibles, la basura desmesurada, derrames mineros, entre otros, que permiten la introducción de sustancias a la superficie terrestre alterando su composición original. 
 
Entre las principales consecuencias, los agentes contaminantes del suelo entran en contacto con el agua potable generando graves repercusiones a nivel mundial, además, provoca la disminución del valor de esas tierras y su inutilización para otras tareas, perjudicando las actividades económicas de la población. Pero en definitiva, perjudican gravemente la salud de las personas, del medio ambiente, la flora y fauna, así como en definitiva contribuyen en gran medida a la contaminación global.
 
Por ésta razón, es importante considerar al reciclaje como una solución al problema ambiental ya que los típicos factores que contribuyen al desequilibrio son el consumo desmedido y la gran cantidad de residuos domésticos e industriales que se generan día a día. 
 
A raíz del concepto de cultura ambiental surge una regla fundamental conocida como ”Las tres erres”, una estrategia cuyo propósito es concientizar a la sociedad a involucrarse con el cuidado del medio ambiente. Las tres erres consisten en Reducir, Reutilizar y Reciclar. La primera consiste en disminuir la fabricación de elementos que puedan volverse residuos rápidamente. La segunda, en tratar de darle más uso u otros usos a dichos objetos y la última, es el conjunto de actividades que permiten transformar éstos objetos en otros dándoles usos diferentes que vinculen otros ciclos de vida.
 
A modo de cierre, podemos concluir que para que el medio ambiente permita generar una buena calidad de vida para la población, se requiere de un entorno que posibilite y acompañe la realización de nuestras actividades y que no perjudique nuestra salud si no que por el contrario, sea un ambiente que permita la satisfacción de vivir con buena calidad. Para que esto sea posible, es necesario generar conciencia y actuar de manera que cada persona como parte de la sociedad pueda, a través del aporte de su granito de arena, optar por prácticas como el reciclaje contribuyendo de gran manera a la biodisponibilidad y sustentabilidad ambiental. Además, la concientización se está promoviendo en las escuelas, ya que así los más pequeños herederos del planeta puedan estar bien informados y tener una cultura ambiental más rica que permita tener una visión positiva a futuro.
 
 
 CardioFitness Azúcar Chango

Dr. Osvaldo Jarast
Médico cardiólogo y deportólogo 
Director de CardioFitness, Deporte, Nutrición & Salud

 

Escriba un comentario

captcha Actualizar código

Notas relacionadas